Los bebés recién nacidos sufren el síndrome de abstinencia de los antidepresivos

0
163
Imagen blanco y negro, un bebé recién nacido, aún con pulsera de identificación en la muñeca, con la boca abierta y los ojos entrecerrados se encuentra recostado sobre el estómago de su madre.

Un nuevo estudio revela que los recién nacidos experimentan un síndrome de abstinencia de antidepresivos después del nacimiento si sus madres toman ISRS durante el embarazo.

Un nuevo metaanálisis ha descubierto pruebas de que los recién nacidos experimentan abstinencia de antidepresivos si sus madres tomaron ISRS durante el embarazo. Por ello, los investigadores recomiendan que las madres dejen de tomar antidepresivos antes del embarazo, si es posible.

“Merece la pena intentar reducir y suspender los fármacos antidepresivos antes y durante la fase inicial del embarazo para prevenir la aparición de este síndrome”, escriben.

La investigación fue realizada por Jianjun Wang, de la Universidad de Medicina China de Guangzhou (China), y Fiammetta Cosci, de la Universidad de Florencia (Italia). Se publicó en Psychotherapy and Psychosomatics.

Wang y Cosci buscaron estudios sobre la exposición in utero a fármacos antidepresivos y su efecto en los recién nacidos. Su análisis incluyó 13 estudios de este tipo. Se centraron en los ISRS (como la sertralina, el citalopram y la fluoxetina) y el IRSN venlafaxina.

Identificaron los siguientes síntomas de abstinencia en los recién nacidos: hipoglucemia, temblores, hipotonía, hipertonía, taquicardia, respiración rápida y dificultad respiratoria.

En estudios anteriores se comprobó que la exposición in utero a los antidepresivos estaba asociada a partos prematuros, defectos de nacimiento, problemas de desarrollo, problemas cardiopulmonares e incluso la muerte.

¿Cuál es la prevalencia de estos efectos?

En un estudio citado por Wang y Cosci, se encontró un “síndrome de abstinencia neonatal” en el 30% de los bebés expuestos a antidepresivos, y en ninguno de los que no lo fueron.

En conclusión, Wang y Cosci escriben que las terapias no farmacológicas, como la terapia cognitivo-conductual, deberían utilizarse para las mujeres con depresión que están embarazadas.

Incluso para aquellos con un historial de múltiples episodios depresivos, escriben, “los tratamientos no farmacológicos deben ser la primera opción, y sólo si no son eficaces o no se desean, deben considerarse los antidepresivos.”

****

Wang, J., & Cosci, F. (2021). Neonatal withdrawal syndrome following late in utero exposure to selective serotonin reuptake inhibitors: A systematic review and meta-analysis of observational studies. Psychotherapy and Psychosomatics, 90, 299-307. https://doi.org/10.1159/000516031 (Link)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí