CORRIDO DEL ESQUIZOFRÉNICO

0
1005

Esquizofrénico vengo, paranoide apunta el médico,

porque oigo y veo de cosas, que es el síntoma genérico. 

Para distraerme un rato, de las voces y pensar

este es el nuevo corrido, de lo que es mi enfermedad. 

Señores buenos y sanos, que canta el esquizofrénico

más serio de Culiacán, pídoles ¡guarden silencio!

Desde chamaco miraba, lo que no me convenía, 

o debiera siendo niño, pero nunca tuve guía.

Pornografía en la tele, visiones en mi cabeza,

de un cuerpo en un radar verde, desnudo que se escanea.

Una madre de a mentiras, que hizo y deja un padre absurdo,

siempre fui solo en mi casa, que por familia confundo. 

Cuando me diagnosticaron, yo tenía dieciséis,

ahí nomás de esquizofrenia, dos consultas y otra vez.

¿Alucino o no alucino? Ya no saben qué decirme,

pensamientos que no son, pero sí pueden herirme.

Sueños como papalotes, que me apartan de la gente,

pensarme y dolor a voces, dando vueltas en la mente.

Quetiapina, Imipramina como indicó la psiquiatra,

nueve años de pastillas, Oxcarbazepina ¡basta!

No hay milagro, es el doctor, en espera de la muerte,

que preserva de la vida, a quien juzga de paciente.

Yo me digo esquizofrénico, porque no es más que un diagnóstico,

aunque digan lo contrario, ni siquiera es un pronóstico.

08 de febrero de 2022

Dos años, cuatro meses, catorce días sin tomar medicamento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí